Logo Sareka sidebar

C/ José Sanchez Rubio, 24
28250 – Torrelodones. Madrid
Tel: 919 415 017

NEWSLETTER



Responsable de los datos: Susana de Vicente Pérez. Finalidad de los datos: Envío de newsletter con noticias y ofertas. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Mailchimp®. Derechos: En cualquier momento podrá desuscribirse de nuestra base de datos haciendo clic en el botón "Darme de baja" ubicado al pie de cada newsletter.

Newsletter

Recibe nuestra newsletter y sé el primero en saber sobre nuestras promociones




    Responsable de los datos: Susana de Vicente Pérez. Finalidad de los datos: Envío de newsletter con noticias y ofertas. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Mailchimp®. Derechos: En cualquier momento podrá desuscribirse de nuestra base de datos haciendo clic en el botón "Darme de baja" ubicado al pie de cada newsletter.

    [honeypot honeypot-174]

    C/ José Sanchez Rubio, 24. 28250. Torrelodones, Madrid. Tel: 919 415 017

    • No products in the cart.

    Buscar

    Sareka

    3 propuestas de cojines top para renovar el sofá. ¡Vaya cambio!

    Adoro los complementos textiles, soy su defensora a ultranza por la capacidad que tienen para añadir sensaciones visuales maravillosas, además de sumar confort. Y en especial los cojines de tejidos naturales: pueden quitar años a una butaca, renovar el sofá del salón según las estaciones del año… Solo hay que jugar con las combinaciones que más van a nuestro estilo y gustos. Como las que se me han ocurrido para este post. ¡Te invito a verlas!

    1. Tonos luminosos para renovar el sofá ¡ya mismo!

    Yo lo hago cada año cuando se acerca el verano. Me encanta pensar que puedo renovar el sofá de mi salón, o mi cama, con solo sustituir los cojines de invierno por otros que me recuerdan la llegada del buen tiempo. Solo con mirarlos o tocarlos. ¿Qué por qué? Elijo un tejido natural que para mi es el rey de las tapicerías estivales porque es súper fresco y transpirable. Y desde luego un aliado incondicional si quieres rodearte de ambientes con una estética mediterránea.

    Me refiero a las fundas de lino cien por cien, son geniales para renovar el sofá y darle un look relajado, con ese punto Hygee que tanto me gusta aplicar a las habitaciones. Y más si son de tacto suave, es un placer acariciarlas cada vez que te sientas junto a ellas. Mis preferidas son las blancas que tienen un tono muy puro. Es impresionante la luminosidad que aportan y al ser de lino lavado su aspecto es súper natural.

    Colocados en el respaldo o en los brazos del sofá puedes conseguir diferentes efectos visuales con estos cojines. Si la tapicería es más bien oscura, la realzarán sin que ellos pierdan protagonismo. Y si también es blanca o está dentro de una gama neutra, a mi me gusta mucho el efecto que producen. Enriquecen la paleta cromática con nuevos matices tonales, aunque sea de la misma familia.

    Pero igual no te convence la idea de renovar el sofá con una dosis de tanto blanco. En ese caso, solo tienes que mezclarlas con fundas que luzcan colores primaverales matizados y que pueden ser de ese mismo tejido: azul nórdico, amarillo miel, rosa lychi, berenjena, malva, verde oliva, etc. Crearás combinaciones subidas de color, joviales estéticamente. Mis favoritas son las que miden 50 x 50 cm, pero también las tienes de 40 x 60 cm y más pequeñas, de 30 x 40 cm, así que no hay problema. Y cuando toque lavarlas, lo puedes hacer sin problemas hasta 30 º de temperatura como máximo.

    2. Diseños a rayas para un look playero

    Otra de mis propuestas preferidas para renovar el sofá , la cama o las sillas del comedor en esta época del año es vestirlos con varios cojines de rayas. Y en concreto modelos donde el color dominante sea un azul añil o un azul verde agua. Funcionan genial para dar a estas piezas un aire playero, inspirador… porque son tonos que recuerdan al mar. Y si su madera está pintada en blanco y además con un acabado envejecido, o la tapicería del sofá tiene este color, es muy probable que casi sin darte cuenta hayas dado a los muebles un cierto aire escandinavo. Yo encantada del cambio.

    Las rayas en estos complementos textiles pueden ser muy divertidas y no tienen por qué parecer más propias de una decoración de invierno si lucen colores vivos. Creo que las tapicerías sobrias y un tanto frías pierden seriedad cuando ellas entran en escena. Una forma sencillísima de lograr mezclas estilosas y equilibradas para renovar tu sofá es combinar cojines de estos patrones de distintos grosores con otros modelos lisos. Eso sí, es clave que éstos tengan tonos neutros porque se encargarán de poner el contrapunto a las fundas estampadas.

    Y como no se trata de invadir los asientos de un festival de colores sin ton ni son, yo suelo jugar solo con tres y en intensidades distintas. Te lo recomiendo si no quieres un  efecto demasiado recargado. En concreto, tu color favorito puede ser el dominante, reservar el otro para un segundo plano y, por último, añadir solo algunos toques del tercero.

    Estas fundas son de lino de alto gramaje y gracias a ello te permiten crear conjuntos de una calidez y naturalidad increíbles, que no desentonan con ningún estilo. Vienen ya lavadas, de manera que cuando necesites hacerlo de nuevo no encogerán, además de secarse rápidamente. De estampados discretos o con tramas más personales, anímate a incluirlas si decides renovar el sofá del salón o la cama de tu dormitorio. Y estudia bien en qué medidas te gustan más. Puedes elegir entre modelos de 60 x 40 cm o de 45 x 45 cm. ¡Haz la prueba y ya me dirás!

    3. Flores minimal: un punto femenino casual

    Lo confieso, las flores son mi pasión porque alegran la vida, la existencia y nuestros interiores domésticos. Así que tengo debilidad por los cojines de algodón cien por cien con estampados florales, especialmente cuando son motivos pequeños que parecen salpicar el tejido. Dan muchísimo juego decorativo y su formato tan cuadrado, miden 60 x 60 cm, se acopla muy bien.

    ¿A ti también te pasa? A la hora de renovar el sofá con ellos puedes darle un giro bastante romántico, incluso hippie, chic o improvisar una estética más campestre a imagen y semejanza de los estampados británicos. O conseguir que su imagen se vuelva más desenfadada. Todo depende de con qué se combinen, de cuáles serán los compañeros textiles elegidos.

    Una idea muy vistosa es mezclar dos o tres modelos de una misma colección con diferentes estampados; así se consiguen composiciones ricas en tonalidades y motivos que animan a cualquier tapicería lisa. ¿Has probado a combinarlos con otros cojines más pequeños de lino y de colores elegantes? Creo que es su versión más actual y femenina. A mi me encanta esta mezcla para renovar el sofá, o para decorar la cama.

    A la hora de lavarlas estas fundas resultan muy cómodas porque llevan cremallera para sacar el relleno fácilmente. Además, admiten programas de lavado para tejidos de algodón a una temperatura máxima de 30º.

    ¿Has visto que sencillo puede ser? Sin complicarte la vida habrás conseguido renovar el sofá y de paso la decoración de tu salón… o la de tu dormitorio.

    Dejar un comentario:

     
    X